¿Has tenido que afrontar un cambio en la identidad corporativa de tu negocio y no has sabido muy bien cómo abordarlo de cara al exterior? ¿Has temido a que genere confusión en tu comunidad?
Tranquilo, todos compartimos estos miedos. 

Afrontar un cambio en la identidad corporativa de tu negocio de cara al exterior nunca es tarea fácil, y no nos referimos a generar la nueva identidad, sino a cómo comunicarle y qué transmitir a nuestra comunidad de cara a dicha modificación. Es importante que dejemos claro qué es lo que cambia no solo a nivel visual, ya que toda modificación de identidad debe venir dada por unos ideales y objetivos, es decir, “Cambiamos de identidad corporativa porque… se ajusta más a nuestro valores”, … porque hemos renovado estos servicios”, …porque abandonamos la franquicia”, y un sin fin de posible motivos.

Pero no solo debe preocuparte lo que transmites en positivo en cuanto a mejoras y novedades, ya que debes tener mucho cuidado con la confusión negativa que pueda conllevar a tus seguidores.

Nos referimos a dejar claro en todo el proceso de comunicación que seguís siendo los mismo (o no), mantenéis el mismo equipo humano (o no), o si por ejemplo, mantenéis el mismo modelo de negocio (o no).

Recientemente, Mr.Brandall ha podido llevar a cabo un claro ejemplo de proceso de comunicación en modificación de identidad corporativa con su cliente Featness Gym Cádiz y vamos a hablaros brevemente de cómo la gestionamos desde el momento en que la nueva identidad ya estaba en nuestras manos.

  1. Debe ser progresivo.
    No puedes presentar de un día para otro a tu comunidad sin “ir haciendo el cuerpo” un giro total en tu identidad. Desde hace algún tiempo, ciertos rasgos muy característicos de la identidad antigua se iban dejando de usar, haciendo una comunicación mucho más genérica que fuese preparando el terreno.
    Un claro ejemplo lo representará su muro de Instagram. Como se puede apreciar, el color morado (antigua identidad) y el logo de la marca va desapareciendo de las creatividades y vídeos de los post realizados, intentando ir acostumbrando al público.
  2. Ve creando expectación.
    Es fácil, días antes al lanzamiento de la nueva identidad debes comenzar a lanzar mensajes del tipo “algo va a pasar…”, “se avecinan mejoras…”, y similares expresiones.
    IMPORTANTE: Debes prestar especial atención al uso de la palabra “cambio” desde el comienzo del proceso. Como decíamos al comienzo, dicha palabra contiene connotaciones negativas que pueden traerte problemas.
    En el ejemplo que os traemos hoy, la palabra “cambio” se censuró por completo, ya que se trata de una empresa cuyos valores y equipo humano son muy valorados por su publico. ¿Qué hicimos en Mr.Brandall?
  3. Tranquilos, somos nosotros.
    Efectivamente, utilizamos palabras como “evolución”, “revolución”, “mejora”, “crecimiento”, etc., pero eso sí, siempre acompañado con la frase “tranquilo, somos nosotros”.
    Fue tal nuestra obsesión por mantener esa tranquilidad, que la campaña principal del cambio de identidad corporativa la abanderaban los rostros de los propios trabajadores del gimnasio. ¿Qué mejor reflejo de continuidad que ver a las mismas personas de siempre?

En fin, estas son solo algunas de las directrices (entre otras tantas) que Mr.Brandall quería ofrecerte por si algún día necesitabas abordar un tipo de cambio como este, ¡y esperamos que te haya servido de utilidad!

Nos vemos en nuestra próxima aventura.

  •  ¿Te has parado a pensar alguna vez en el poder […]

    Continue reading
  • De la misma forma que un nombre puede gustarte o […]

    Continue reading
  •  ¿Te has parado a pensar alguna vez en el poder […]

    Continue reading
  • De la misma forma que un nombre puede gustarte o […]

    Continue reading

Leave A Comment